22.9 C
Valledupar
viernes, 23 febrero, 2024

    Rusia construye reactor nuclear que recicla desechos

    Construyen en Rusia un «reactor del futuro» que revolucionará la industria atómica
    Foto :
    Red social X @W_Nuclear_News

    El proyecto BREST-OD-300 busca aprovechar los elementos radiactivos más peligrosos para generar energía limpia y sostenible.

    Rusia ha iniciado la construcción de un innovador reactor nuclear que podría revolucionar la industria atómica. Se trata del BREST-OD-300, un reactor de neutrones rápidos que utiliza plomo como refrigerante y que forma parte de un complejo energético experimental.

    (Además: EE.UU. reconoce que no está preparado para los ovnis)

    El objetivo de este proyecto es implementar un ciclo cerrado de combustible nuclear, que implica el reciclaje y la reutilización de los productos secundarios del proceso. De esta forma, se podrían volver más seguros los elementos radiactivos más peligrosos de los desechos nucleares, reduciendo su contaminación a largo plazo. Además, se podrían aprovechar para otros fines, como la medicina o la industria.

    El BREST-OD-300 tendrá una capacidad de 300 megavatios (MW) y se construye en la ciudad de Seversk, en la provincia siberiana de Tomsk. La empresa TVEL JSC, perteneciente a la corporación estatal rusa Rosatom, es la encargada de desarrollar el reactor y el combustible que utilizará.

    ¿Qué es un reactor de neutrones rápidos?

    Los reactores de neutrones rápidos son una tecnología nuclear avanzada que tiene la ventaja de usar eficazmente los productos secundarios del ciclo del combustible, en particular el plutonio, para la producción de energía. Al mismo tiempo, al tener un alto factor de reproducción, estos reactores pueden producir más combustible potencial del que consumen.

    El BREST-OD-300 será abastecido de plutonio-239, que será generado a partir del isótopo de uranio-238. Este isótopo constituye más del 99 % del uranio natural. El reactor también podrá quemar el plutonio-240, que es un isótopo no fisible que se acumula en los reactores convencionales y que dificulta su reciclaje.

    El uso de plomo como refrigerante tiene varias ventajas sobre otros materiales, como el sodio o el helio. El plomo es químicamente inerte, lo que evita el riesgo de incendios o explosiones. Además, el plomo tiene una alta capacidad de absorber la radiación, lo que mejora la seguridad y la protección del reactor.

    ¿Qué beneficios tiene el ciclo cerrado de combustible nuclear?

    El ciclo cerrado de combustible nuclear es un sistema que permite el reciclaje y la reutilización del combustible irradiado en los reactores nucleares. Esto implica que el combustible gastado se somete a un proceso de separación y purificación, en el que se extraen los elementos útiles para la producción de energía, como el uranio y el plutonio, y se eliminan los elementos no deseados, como los productos de fisión.

    El ciclo cerrado de combustible nuclear tiene varios beneficios ambientales, económicos y estratégicos. Por un lado, reduce la cantidad y la radiotoxicidad de los desechos nucleares, lo que facilita su gestión y almacenamiento. Por otro lado, optimiza el uso de los recursos naturales, al aprovechar el potencial energético del uranio y el plutonio. Además, aumenta la independencia energética, al disminuir la dependencia de las importaciones de combustible.

    ¿Cómo avanza la construcción del proyecto?

    El proyecto BREST-OD-300 forma parte del Complejo Energético de Demostración Experimental (ODEK, por sus siglas en ruso), que se convertirá en el centro más importante de la industria nuclear a nivel mundial. Este grupo de tecnologías nucleares del futuro incluye tres instalaciones interconectadas que no tienen análogos en el mundo: un módulo para la producción de combustible nuclear mixto de uranio y plutonio, la unidad de energía BREST-OD-300 y un módulo para el reprocesamiento del combustible irradiado.

    Así, por primera vez en el mundo, se construirá en un mismo lugar una central nuclear con un reactor ‘rápido’ y un ciclo cerrado de combustible nuclear ‘in situ’. El combustible irradiado después del reprocesamiento se enviará para su refabricación, por lo que el sistema gradualmente se volverá prácticamente autónomo e independiente del suministro de energía externo.

    Según Rosatom, el BREST-OD-300 entrará en funcionamiento en 2027. El módulo de producción de combustible, cuya construcción empezó en 2016, quedará finalizado en este año. El módulo de reprocesamiento de combustible nuclear gastado comenzará a ser construido entre 2025 y 2026 e iniciará sus operaciones en 2030.

    El proyecto BREST-OD-300 es un paso prometedor hacia el aprovechamiento de la fusión nuclear, a menudo considerada el ‘santo grial’ de la energía, para alimentar un futuro sostenible y limpio.

    Reciba desde lector de FEED las mejores noticias de News Caribe

    Compartir articulo

    spot_img
    Valledupar
    nubes dispersas
    24.8 ° C
    24.8 °
    24.8 °
    73 %
    4.1kmh
    40 %
    Vie
    36 °
    Sáb
    36 °
    Dom
    37 °
    Lun
    37 °
    Mar
    37 °
    error: El contenido está protegido!!