30.1 C
Valledupar
martes, 25 junio, 2024

    El fin no justifica las causas y todas las personas no son iguales

    Hacer generalizaciones muchas veces conlleva a errores graves.

    A estas dos conclusiones  llego, después de ver cómo nuestro país se encuentra sumergido en un océano de intolerancia….

    Para nadie es un secreto que el país está viviendo una de las épocas más difíciles de su historia, gracias al tan conocido virus covid-19,  gracias a esta pandemia que le ha quitado la vida a miles de personas en el mundo y nuestra  patria no ha Sido la excepción .

    A esto le sumamos las masacres de algunas personas hace unas semanas atrás  y como si fuera poco, ahora fuimos testigos  gracias a los medios de comunicación nacionales de la muerte de una persona  en la capital del país,  después de hacer sido vilmente torturado por unos  miembros de la  Policía Nacional.

    Es por eso que quisiera reflexionar sobre estas dos frases que el titulan mi artículo: El fin no justifica las causas y todas las personas no son iguales.

    En primer lugar ” El fin no justifica los medios” …

    Por más vueltas (argumentos) que se le dé a un asunto, por más que se retuerza la frase con el fin de justificar una postura injustificable, la evidencia de la frase siempre se manifiesta inexorable. Nada hay que justifique los medios. Y muchos menos el vandalismo, bastante grave es que haya muerto esta persona de manera injustificada, para ensuciar su nombre con estos actos bochornosos.

    Y esos vándalos no parecen caer en la cuenta de que también ellos manchan la democracia y la justicia que presumen defender, porque a pesar de este triste   caso, no hay nada que justifique tales acciones.

    En segundo lugar “No todas las personas son iguales”…

    Hay policías malos, ¡sí muy malos!, que no son dignos de llevar ese uniforme, que representa la seguridad de una sociedad, pero también existen policías buenos, ¡muy buenos policías que dan la vida por el país incansablemente!, incluso por encima de sus propias familias, de su propia integridad.

    ¡Hay sacerdotes que hacen presente a Jesucristo en su manera de vivir, sí!  y soy testigo de ello, pero también hay sacerdotes que han abusado de menores de edad, estos como dijo el papa Benedicto XVI , no se pueden llamar sacerdotes simplemente porque nunca lo fueron.

    ¡Existen muy buenos doctores que defienden la vida, sí! como hay otros que la quitan ya desde el vientre materno con el aborto, asesinos de bata blanca …

    ¡Abogados muy buenos que de manera transparente defienden en nombre de la justicia, sí!   como hay otros que viven de fraude en fraude con la única motivación de sacar ventajas sin importar el cliente, lobos rapaces (…), y podría enumerar una lista larga de personas, como periodistas, músicos, políticos, maestros, esposos, padres, etc.

    Con esto no quiero justificar las malas acciones, de algunas personas, pues quién cometas delitos que le apliquen la ley, de acuerdo a su delito sea quien sea, pues no comparto la impunidad, lo que quiero manifestar lo hago con el fin de recordar que todas las personas son diferentes

    Hacer generalizaciones sobre lo que no puede ser generalizado conlleva errores graves y, muchas veces, injusticias por exceso (declarar malos a todos los miembros de un grupo) o por defecto (declarar buenos a todos por el mismo motivo). En cambio, evitar generalizaciones sobre lo contingente es propio de personas sensatas y prudentes, que saben reconocer las complejidades del mundo humano…

    Pidamos al espíritu Santo que nos conceda la gracia del discernimiento para realizar un buen juicio, ya que quién generaliza siempre se equivoca.  

    Compartir articulo

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Valledupar
    nubes
    27.9 ° C
    27.9 °
    27.9 °
    71 %
    2kmh
    91 %
    Mar
    31 °
    Mié
    26 °
    Jue
    31 °
    Vie
    30 °
    Sáb
    31 °
    error: El contenido está protegido!!