28.8 C
Valledupar
lunes, 20 mayo, 2024

    En Tierra grata llegó la energía por primera vez

    El proyecto fue desarrollado a través de un proceso colectivo y autogestión.

    Para la consolidación de esta iniciativa, un puñado de hombres y mujeres trabajaron de manera voluntaria durante catorce días.
    Foto: Comunidad de Tierra Grata

    Las noches ya no serán tan oscuras para algunos desmovilizados de las Farc, que se encuentran desde hace más de un año en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR), ubicado en la vereda Tierra Grata, corregimiento de San José de Oriente, municipio de la Paz (Cesar).

    Una zona, que, hasta hace poco, carecía de fluido eléctrico, pero hoy, gracias a un puñado de hombres y mujeres en proceso de reincorporación trabajaron sin descanso durante 14 días par instalar más de dos kilómetro de redes de electricidad.

    Un proyecto desarrollado a través de un proceso colectivo y autogestión, dado que en este lugar se están ejecutando varios proyectos de unidades productivas que demandan energía.

    “El trabajo fue voluntario y lo llevamos a cabo a través de dos cooperativas que tenemos aquí con el respaldo de la Junta de Acción Comunal y con recursos de la campaña “un metro de manguera para el agua de tierra grata” dijo Wilman Aldana, responsable del proyecto.

    Le puede interesar:  Alcalde La Jagua de Ibirico sobrevivió a un accidente

    Desde su creación, el gobierno nacional y del Cesar, vienen trabajando en estrategias puntuales para dar solución a varias de las peticiones hechas por los ex combatientes, tal es el caso de la intervención de la vía de acceso a este espacio, en que a través del banco de maquinaria se ha venido nivelando y compactando la vía para mejorar el ingreso, de igual manera se hizo entrega de la constitución de la Junta de Acción Comunal de Tierra Grata, lo que les ha permitido la organización jurídica como comunidad a esta colectividad.

    El campamento

    Tierra Grata está ubicado a pocos minutos de Valledupar, la vía está pavimentada, pero la entrada al campamento está sin pavimentar.

    La zona comprende cinco hectáreas de la finca “El Rosario”, donde se asoma sutilmente, una vegetación frondosa, en el que predomina un clima cálido y húmedo que refresca el ambiente.

    En tierra grata también se vienen articulando esfuerzos y recursos en otros proyectos productivos de impacto social.
    Foto: Ludys Ovalle

    A la entrada del territorio, se divisa un “kiosco social” al que han denominado aula de recepción, un salón construido a base de madera, de 20 metros de ancho x 10 metros de largo, armado con el esfuerzo de todos, donde realizan charlas educativas, jornadas culturales y programan torneos deportivos para espantar de alguna manera los fantasmas de la violencia.

    Le puede interesar:  Recompensa de $60 millones por responsables del asesinato

    Las estructuras de sus viviendas son prefabricadas, y sus fachadas lucen pintorescas, con mensajes que narran su propia historia: “armando venceremos”, “somos la clase popular” mientras que, en otros murales, hilvanan los pesares y recuerdos “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos”.

    En el espacio, también se observan un amplio salón con tres mesas de billar, una pequeña tienda, y un amplio comedor donde los desmovilizados se integran con su núcleo familiar y la comunidad que los visitan.

    Compartir articulo

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Valledupar
    nubes dispersas
    32.8 ° C
    32.8 °
    32.8 °
    52 %
    2.6kmh
    40 %
    Mar
    31 °
    Mié
    34 °
    Jue
    30 °
    Vie
    31 °
    Sáb
    26 °
    error: El contenido está protegido!!