22.8 C
Valledupar
viernes, 21 junio, 2024

    Victoria Baquero Morón, una ¡emprendedora con mucha salsa!

    Su proyecto de emprendimiento se llama “La Mensola”, a base de salsas artesanales.

    Foto: Archivo particular
    “La Mensola”,significa, la despensa en italiano. Son salsas artesanales, elaboradas a base de productos 100% naturales, de alta calidad.
    Foto: Archivo particular

    Cada vez son más las personas que se atreven a poner en marcha sus ideas emprendedoras, logrando destacarse por su capacidad de innovación y creatividad.

    Lo único que han necesitado es un poco de inspiración, creer en el potencial de su idea de negocio, trabajar en lo que les gusta, confiar en el plan trazado para su producto y tomar impulso para consolidar el objetivo.

    Foto: Archivo particular
    Victoria Baquero Morón, ngeniera de petróleos, especialista en gestión ambiental. Sus padres, Javier Baquero y Margarita Morón, la respaldaron en esta iniciativa de negocio.
    Foto: Archivo Particular

    Este es el caso de Victoria Baquero Morón, una joven de 25 años, natural de Valledupar (Cesar), ingeniera de petróleos, especialista en gestión ambiental, egresada de la Fundación Universidad de América de Bogotá.

    Su proyecto de emprendimiento comenzó a desarrollarlo a comienzos de Julio de este año. Se llama “La Mensola”, significa, “La despensa” en italiano. Son salsas artesanales, elaboradas a base de productos 100% naturales, de alta calidad.

    El proyecto empezó a desarrollarse a comienzos de Julio de este año. Poco a poco se ha ido perfeccionando la receta.
    Foto: Archivo particular

    “Lo que buscamos es llevar a la casa de nuestros consumidores salsas artesanales, sin conservantes ni preservantes. Comenzamos con la elaboración de nuestro amado chimichurri y con una salsa de pimentones asados donde logramos una textura increíble. Esperamos que a medida que pase el tiempo podamos ir añadiendo diferentes productos en nuestro portafolio”, explica la joven.

    La iniciativa surgió en una “tarde de hamburguesas” con sus amigos en Bogotá. Ellos también han sido clave en la motivación y resultados de este proyecto.
    Foto: Archivo particular

    La iniciativa surgió en Bogotá, donde reside actualmente, en medio de una “tarde de hamburguesas” con unos amigos. No optó por estudios de mercados y lo viene consolidando sola, con algunos recursos financieros que le aportaron sus padres.

    “personalmente no me gustan las salsas industriales como la de tomate, mayonesa y mostaza. Así que ese día llevé chimichurri, hecho con la receta de mi mamá y una salsa de pimentones inventada por mí. Mis amigos amaron las salsas y me animaron a venderlas, ya que por la pandemia había quedado desempleada y tenía el tiempo para dedicarme a este proyecto para mantener la mente ocupada”, comenta Victoria.

    A los pocos días, empezó a darle forma a esta iniciativa, se dedicó a perfeccionar la receta, sacó cálculos, escogió el nombre y diseñó el logo del producto.

    “Crear algo de cero me genera curiosidad, una forma de soñar en grande. En este proceso, he recibido el apoyo absoluto de mis padres: Javier Baquero y Margarita Morón. También me han respaldado mis hermanas, familiares y amigos más cercanos. En la cocina me ayuda Bleisy Ávila, una señora que nos ayuda a mi hermana y a mí en el apartamento. Todos con buena energía. Ganas de apoyarme y compartir mis productos en las redes sociales”, sostiene.

    Precisamente este “equipo familiar” le ha permitido optimizar el tiempo, adquirir mayor seguridad en el producto, tomar decisiones importantes, generar ideas y disfrutar a lo largo de este proyecto de emprendimiento.

    “Siento que nos ha ido excelente, a pesar del poco tiempo que llevamos en el mercado. Todos los comentarios han sido positivos ¡gracias a Dios! y creemos realmente en la calidad de nuestro producto y en lo lejos que podemos llegar. Nos proyectamos como una marca consolidada, con más productos en nuestro portafolio, llegando a muchas ciudades de Colombia, a alegrar y acompañar a nuestros clientes en sus fechas importantes y en su diario vivir”, recalca la empresaria.

    “La Mensola”, ha tenido una gran acogida por la calidad de sus ingredientes y la presentación de su producto. Una marca que se viene distribuyendo en varias zonas de Bogotá y Valledupar.
    Foto: Archivo particular.

    Precisa, además, que la pandemia no ha frenado sus expectativas, solo algunas dificultades con los envíos del producto, pero ha recibido el “empujón” de su núcleo familiar y un grupo de amigos para fortalecer poco a poco la distribución del producto.

    “Hasta ahora todos los comentarios han sido positivos, hemos tenido una gran acogida. Algunos nos dicen: ¡Son salsas de otro mundo! al ser alimentos perecederos, nos ayuda a contrarrestar el tiempo de entrega. De momento los envíos lo estamos haciendo en diferentes sectores de Bogotá y a Valledupar. Confiamos plenamente que dentro de poco estemos posicionadas en el mercado y tendremos gran reconocimiento”, asegura complacida de su proyecto.

    Compartir articulo

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Valledupar
    muy nuboso
    22.7 ° C
    22.7 °
    22.7 °
    82 %
    0.6kmh
    84 %
    Vie
    32 °
    Sáb
    30 °
    Dom
    31 °
    Lun
    30 °
    Mar
    29 °
    error: El contenido está protegido!!