28.8 C
Valledupar
martes, 25 junio, 2024

    La cultura de la inquisición

    Estamos ante una crisis de valores, donde se tejen todo tipo de hipótesis y argumentos.

    Así lo afirmaba Dostoievski… ¡Señores, aparentemente estamos en el reino de los espejos falsos! La cuestión, entonces, es entender la dualidad del autor; cómo es posible fabular tantas argumentaciones, deliberada- mente, escépticas en la obra de un autor tan creyente. Revista de la Inquisición 2001, 10: 259-282

    La “Caza de Brujas”,  modalidad impulsada Siglos XV y XVII en  Europa, que causó la muerte inclemente a centenares de víctimas inocentes, producto del atraso, oscurantismo, crueldad, límites morales internos, (luchas de poder).

    Estamos ante una crisis de valores, donde se tejen todo tipo de hipótesis, argumentos que respaldan a intereses individualistas,  particulares, ideologías fantasmas que enfrentan “Monstruos Salvajes”, destruyendo cruelmente a todo lo que responda a “Principios de vida, unidad, colectividad, sociedad, seres, hasta lo global”.

    Los constructos mentales, son más poderosos que los del “Corazonar”, Sociedades insaciables, frías, vacías,  robotizadas, atendiendo a agendas  estrategicas de vampiros para deborar cualquier “Verdad”, cualquier “duda”, la cultura de la política despiadada, donde los pueblos o colectividad no son la inspiración para depurar las generaciones, porque las máquinas anulan el orden humano.

    Es increíble como manipulan los consensos, y como se   instaura el disenso, para diseñar un nuevo órden.

    Estamos ante esquemas que coadyuvan a impulsar culturas mediáticas, encegecidas por argumentaciones de dictadores de la información donde se establecen nuevos códigos comunicacionales, en el que su conjeturada verdad promueve  adaptarse con el  discurso del pensamiento Lateral, simulando multiples interpretaciones, como en un encuentro demencial; donde se articulan verdades “Ciegas”, “Ficticias” que enmascaran el Alma de lo verdadero, de lo auténtico, lenguajes donde todos se sienten dueños, amos y señores de lo falsamente verídico.

    La guerra está localizada en el Verbo de la inquisición, en la cual poblaciones enteras, enseguecidas, no son capaces de desentrañar los escenarios para lo se les programa, porque su lucidez, está encandilada por arquetipos simulados, extirpando toda  capacidad procesual, para disernir lo que está de trasfondo  ocultando el verdadero entramado en el que ellos se encuentran como foco de objeto.

    Después de un contexto pandémico, donde la Muerte ha sido la protagónica  excusa de este trama del terror y el miedo; no sabemos si es real o provocada, donde hay tanta deshumanización, nos enfrentamos a la nueva civilización de las ruinas humanas…

    Funerarias sin dolientes, sin cuerpos, ni partidas para un eterno adiós, si anteriormente enfrentabamos la muertes con prácticas tan espeluznantes por la violencia despiadada, donde no hay justicia, ni reparación, ni cuerpos, ni responsables, ahora donde ni siquiera podemos escoger la modalidad de  hasta  una sencilla despedida  a nuestros seres queridos, el resquebrajamiento será mas desalmado.

    Las sociedades se miden por su grado de evolución, pero estamos sujetos a entramados donde los planes de desarrollos obedecen a la inequidad, la carencia, la falta de Principios, la urgencia, la cultura de la agilidad, lo ramplón, la sagacidad, y lo artificial llega a lo contrahecho logrando fortalecer Culturas falaces y con pobladores apócrifos, comparables a las fieras.

    Necesitamos frenar este desespero que nos conmina a la nueva era del androide, o el androide será nuestro próximo Patrón, Amo y Soberano de lo que hoy llamamos planeta tierra.

    Compartir articulo

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Valledupar
    nubes
    30.8 ° C
    30.8 °
    30.8 °
    62 %
    0.7kmh
    94 %
    Mar
    30 °
    Mié
    28 °
    Jue
    30 °
    Vie
    30 °
    Sáb
    30 °
    error: El contenido está protegido!!