22.8 C
Valledupar
miércoles, 12 junio, 2024

    La dolorosa historia del asesinato de una niña en el Cesar

    La crueldad de este asesinato comenzó el pasado 30 de Abril.

    El cuerpo de la niña fue encontrado en la madrugada del sábado en un terreno baldío, cercano al arroyo El Tupe, entre el kilómetro 0-690 de La Sierrita.
    Foto: Cortesía

    El pasado sábado, la parte trasera de la casa de Odalis Misal ardió en llamas. El fuego se dispersó con furia desde las estructuras de madera y dibujó sombras de indignación sobre la cubierta de zinc.

    Las flamas, sintetizaron la potencia del repudio que estremeció el interior de los habitantes de La Sierra, corregimiento de Chiriguaná (Cesar), tras conocer la noticia del brutal asesinato y presunta violación de la niña Michel Julieth Lara García.

    Era la vivienda de la mujer que, desde hace cuatro años, tenía a su cargo a la menor de 12 años y la nuera del presunto asesino, Gustavo Simanca, un ex soldado de 24 años, que frecuentaba con regularidad ese lugar.

    “La gente la responsabilizó de lo sucedido, piensan que ella tenía que saber lo que estaba sucediendo, pues el hombre, llegaba muchas veces allí. Además, cuentan que algunas veces, sentaba a la niña en sus piernas, tenía fama de violento, siempre estaba armado” relata una habitante de La Sierrita, un pueblo conformado por cuatros calles, acostumbrado a la violencia del conflicto armado, pero nunca, a las circunstancias de un asesinato de esta magnitud.

    “!Estamos en shock, porque en tantos años que llevamos viviendo aquí, nunca había pasado algo similar!” exclamó en medio del estupor la mujer.

    Le puede interesar:  Tragedia en La Gloria, Cesar: adolescente pierde la vida

    Y agrega ”Era una niña angelical, colaboradora, la mayor de cuatro hermanos. Sus padres están separados y la dejaron donde esa familia, porque Odalis, era la esposa de un tío del progenitor de la niña. La mamá de Michel, trabaja en La Loma (El Paso) y el papá, en otra zona del país” relata una líder de ese sector”.

    Las exequias de Michel se cumplieron en la mañana del pasado domingo, en medio de una enorme conmoción popular.
    Foto: Cortesía.

    La crueldad de este asesinato comenzó poco después de las cinco de la tarde del 30 de abril, día en que desapareció la menor.

    Quienes la vieron por última vez, cuentan que transitaba por una calle cercana al cementerio central de esta localidad.

    “iba jugando con unas cajas de cigarrillo que había comprado unos minutos antes en una tienda de aquí. Posiblemente, los mismos que le había encargado el homicida”.

    Según versiones de la comunidad, la pequeña, llegó hasta el final de la calle, y se subió a bordo de la motocicleta del ex militar, coyuntura que a nadie pareció sorprenderle, por la cercanía del hombre con la cuidadora de la joven. También porque en algunas ocasiones, solía enseñarle a conducir ese vehículo.

    Al caer la tarde, la niña debió regresar a su vivienda, pero al ver que no aparecía, Odalis Misal, salió a la calle y preguntó por su paradero.

    “Era bastante tarde, nadie daba razón de la niña. Llamaron a la madre de la pequeña, pero ella tampoco sabía nada” relatan.

    Le puede interesar:  Gobierno del Cesar respalda la creación de energías limpias

    Si perder tiempo, la comunidad se organizó, incluso, se sumó a la búsqueda, el presunto criminal y dieron parte de la desaparición a las autoridades, quienes instalaron retenes en la vía e hicieron un barrido por un amplio corredor de la zona.

    “Inmediatamente realizamos una intensa búsqueda con el acompañamiento de miembros de investigación criminal, inteligencia y el Gaula, con el fin de dar con el paradero de la niña”, aseguró el Coronel, Jesús Manuel de los Reyes Valencia, Comandante de policía del Cesar.

    Con megáfono en mano, recorrieron cada rincón del pueblo, hicieron sonar las alarmas, indagaron a todos los vecinos. Fue entonces, cuando una ciudadana y un grupo de niños, advirtieron que la habían visto con Simanca. En ese momento, la desconfianza recayó sobre él.

    “Estábamos recogiendo mangos por la salida de la vía y vimos cuando él pasó con la moto, llevaba a la niña en la parrilla” comentó uno de los pequeños.

    Las autoridades desplegaron varios operativos en la zona y procedieron a interrogar al sospechoso.

    “Le hicimos varias preguntas, hasta que accedió llevarnos al lugar donde la tenía. Allí la encontramos sin vida. Procedimos entonces a la captura del presunto homicida y fue puesto a disposición de la fiscalía para el debido proceso judicial” sostuvo el coronel.

    El cuerpo de la chiquilla fue encontrado en la madrugada del sábado en un terreno baldío, cercano al arroyo El Tupe, entre el kilómetro 0-690 de La Sierrita, una dolorosa escena que dejó impresionados a todos.

    Le puede interesar:  la ANM demanda a prodeco por presuntas irregularidades

    “Estaba en medio de dos palmas. Tenía el cuerpo semidesnudo, las manos atadas. El estómago lo tenía hinchado, descompuesto por las aves de carroña. El cabellito lo tenía echado a un lado. Dicen que la asfixió, posiblemente la violó y la golpeó porque tenía herida de considerables dimensiones en las extremidades” sostiene entre lágrimas, una vecina del sector que confía en que las autoridades hagan justicia y castiguen al vil asesino que terminó con la vida inocente de una criatura.

    Las exequias de Michel se cumplieron en la mañana del pasado domingo, en medio de una enorme conmoción popular, acompañadas de familiares, vecinos y amigos del colegio, quienes portaron flores, pañuelos blancos y emotivos mensajes, mientras otros, le hicieron una calle de honor al cortejo fúnebre sumergidos en un silencio que lo decía todo.

    Compartir articulo

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Valledupar
    lluvia ligera
    22.8 ° C
    22.8 °
    22.8 °
    100 %
    2.1kmh
    40 %
    Jue
    31 °
    Vie
    32 °
    Sáb
    29 °
    Dom
    27 °
    Lun
    25 °
    error: El contenido está protegido!!