Soluciones al grave problema siguen quedando en anuncios.

El S.O.S. por el grave problema de erosión que se registra en la vía Salamina – El Piñón, en el departamento del Magdalena, es cada vez más alarmante.

Literalmente, el río Magdalena se sigue ‘tragando’ la ribera de una manera impresionante, tal como lo registran las más recientes imágenes que los mismos pobladores hicieron llegar a Zona Cero.

La situación es tan crítica que de continuar el proceso erosivo lateral, sería inminente la apertura de un gran boquete que ocasionaría una enorme emergencia por inundaciones en municipios como Pivijay, Cerro de San Antonio y Concordia, como lo han advertido los habitantes de esa región del Magdalena.

Mientras tanto, sigue ausente la verdadera solución integral que ha sido requerida para atender esta problemática de manera definitiva.

Los habitantes cuestionan el hecho de que, prácticamente, las acciones del Ministerio de Transporte y entidades como Cormagdalena e Invias, prácticamente han sido pañitos de agua tibia que en nada solucionan el tema de forma definitiva.

Temen que de registrarse una grave emergencia los municipios no solamente quedarían aislados sino que, adicionalmente, generaría grandes consecuencias socioeconómicas para las poblaciones.

Es por ello que piden acciones más certeras y menos anuncios ni paliativos por parte de las entidades competentes.

Fuente informativa: 
zonacero.com